escudo hermandad exaltacion sevilla

Hermandad de

La EXALTACIÓN

SANTÍSIMO SACRAMENTO

Siendo el primero y más importante título de nuestra corporación el de Archicofradía Sacramental, nuestra Hermandad cuida con gran esmero cuanto se refiere al mayor esplendor y culto al Santísimo Sacramento: Cristo real y verdaderamente presente en la Eucaristía, al que se dispensa un culto de adoración, no de veneración como a las Sagradas Imágenes.

Santísimo Sacramento

«La Eucaristía no es un mero recuerdo de algunos dichos y hechos de Jesús. Es obra y don de Cristo que sale a nuestro encuentro y nos alimenta con su Palabra y su vida». (Papa Francisco)

Instituida la Sagrada Eucaristía en la noche previa a la Pasión y Muerte de Jesús, en el transcurso de la Última Cena de Cristo, los Apóstoles y los primeros discípulos la siguieron celebrando como eje y fuente principal de la vida cristiana. Se manifestaba desde los Apóstoles, durante la celebración de la Misa y la Comunión, como eje y fuente principal de la vida cristiana, aunque con el tiempo se introdujo la costumbre de adorar al Santísimo Sacramento fuera de la Eucaristía. 

La Capilla del Sagrario de nuestra Hermandad Sacramental, situada en la cabecera de la nave del evangelio de la iglesia de Santa Catalina, acoge a Jesús Sacramentado permanentemente en nuestro templo. 

Nuestra Archicofradía atesora su condición eucarística gracias a la herencia recibida de la Hermandad Sacramental de Santa Catalina, que se mantiene más viva que nunca en el carácter y la identidad de nuestra corporación. 

Según prescribe la Regla 41 de nuestra Hermandad Sacramental “celebrará durante el año cultos públicos y solemnes, internos y externos, al Santísimo Sacramento, mediante el culto eucarístico y a nuestros Sagrados Titulares (…) respondiendo así al doble carácter de nuestra Corporación: Sacramental y Penitencial (…)”

FUSIÓN CON LA HERMANDAD SACRAMENTAL

El 23 de septiembre de 1964 la Hermandad Sacramental y la Hermandad Penitencial de la Exaltación, ya unidas durante siglos en el culto a Dios en Santa Catalina, se convierten en una sola. 

A fecha del 13 de enero de 1964 la Sacramental solicita por escrito esta fusión dando cuenta de “las vicisitudes porque viene atravesando desde hace muchos años, a consecuencia del reducido número de hermanos y de lo precario de su economía». Así, por decreto del Ilustrísimo Señor Vicario General de este Arzobispado de Sevilla Dr. D. Emilio Aguilar, de fecha 23 de septiembre de 1964, ambas hermandades se unen formando una sola entidad, aceptando la Exaltación el patronazgo de San Sebastián Mártir y de una manera especial el culto a la Santísima Virgen en su Inmaculada Concepción.

Por decreto del Ilustrísimo Señor Vicario General de este Arzobispado de Sevilla Dr. D. Emilio Aguilar, de fecha 23 de septiembre de 1964, ambas hermandades se unen formando una sola entidad.

La de Santa Catalina fue una de las Sacramentales más antiguas de nuestra ciudad. Según unas Reglas conservadas en el archivo, su fundación se remonta al último tercio del siglo XVI, si bien las más recientes corresponden a 1791, cuando fueron aprobadas por el Real y Supremo Consejo de Castilla.

CULTOS SACRAMENTALES

Anualmente nuestra Archicofradía Sacramental celebra diferentes cultos a mayor gloria de Jesús Sacramentado. 

El lunes anterior a la festividad litúrgica del Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo da comienzo el Solemne Triduo en honor al Santísimo Sacramento, concluyendo el jueves con Función Solemne y Comunión General. 

Igualmente estos días acude nuestra corporación a la Solemne Procesión del Corpus Christi de la ciudad, así como a la Procesión Sacramental de la parroquia de San Román y Santa Catalina.  

La devoción de las Cuarenta Horas tiene como finalidad adorar  a Cristo velando el tiempo en que “el cuerpo de Cristo reposó en el sepulcro”.

Por su vinculación a la Real Congregación de Luz y Vela, esta Hermandad Sacramental asume cada año la organización y el desarrollo del Jubileo Circular de las Cuarenta Horas mediante la presencia de turnos de adoración al Santísimo Sacramento durante los días 23, 24 y 25 de noviembre en la iglesia de Santa Catalina. La devoción de las Cuarenta Horas tiene como finalidad adorar  a Cristo velando el tiempo en que “el cuerpo de Cristo reposó en el sepulcro”. Recibe el nombre de Jubileo Circular cuando las Cuarenta Horas van rotando o circulando de forma sucesiva por las diferentes iglesias formando una cadena de oración continúa todos los días del año en la ciudad de Sevilla. 

Asimismo, cada último jueves de mes antes de la Santa Misa de hermandad nuestra Archicofradía celebra su “Jueves Eucarístico”, con Exposición del Santísimo, rezo del Santo Rosario con meditación de sus misterios, Bendición y Reserva.